¿Cómo se va jugar la liga de fútbol de Colombia después de la pandemia?

¿Cómo se va jugar la liga de fútbol de Colombia después de la pandemia?

La liga de fútbol de Colombia después de la pandemia

En abril pasado, el fútbol profesional en Colombia anunció que podría comenzar a puertas cerradas en agosto o septiembre del presente año,  si otros países logran reiniciar sus propias ligas, según el Ministro de Deportes del país.

Se reconoció que el regreso de los partidos jugados frente a los aficionados era poco probable este año 2020, se dijo que los funcionarios estaban ansiosos por volver a poner en marcha los partidos una vez que se cumplieran las garantías de salud y seguridad en medio de la pandemia de COVID-19.

Se tiene la expectativa de ver los ejemplos de las otras ligas para ver la forma en que actúan y poder seguir su ejemplo, en los reportes de RCN Radio.

Una opción que se está considerando es jugar los partidos restantes de la liga en sólo una o dos ciudades. Esta posibilidad se consideró una semana después de que el presidente colombiano dijera que ni siquiera la vuelta a los partidos sin espectadores era viable debido a la gran cantidad de pruebas que se necesitarían para proteger a los cientos de miembros del personal de apoyo en los clubes y estadios.

Colombia, siendo una nación sudamericana mantiene una cuarentena nacional hasta mayo y ha suspendido todos los eventos públicos, incluyendo las principales ligas de fútbol tanto para hombres como para mujeres. Colombia había confirmado 6.211 casos de COVID-19, con 278 muertes, para ese mes de mayo 2020. 

El fútbol femenino colombiano canta falta después de sufrir cortes más grandes que el juego de los hombres

La crisis del coronavirus ha destrozado las ligas de fútbol de todo el mundo. Pero en Colombia, el juego femenino teme que la discriminación también haya estado en juego, ya que los jugadores masculinos no han visto los mismos recortes financieros.

Las futbolistas profesionales colombianas estaban terminando sus preparativos en marzo para la cuarta edición de la Liga Profesional Femenina, que debía comenzar en la segunda semana de abril. Pero la crisis del coronavirus llevó a su aplazamiento, y ahora hay denuncias de que las jugadoras están siendo injustamente castigadas económicamente. 

Incluso antes de la pandemia, el fútbol colombiano se preocupaba de que la liga profesional femenina no fuera económicamente viable. Se llegó a un acuerdo para la continuación de la liga femenina, pero sin definir las condiciones de los contratos de las jugadoras, las fechas del campeonato y otras cuestiones de organización. Es una decisión que ahora está pasando factura.

Independiente Santa Fe, que tiene un equipo masculino y femenino, emitió un comunicado de prensa, el comunicado del club decía que el salario del equipo masculino y de los funcionarios administrativos se pagará parcialmente. 

Sin embargo, los contratos de trabajo (para las jugadoras) se suspenden de mutuo acuerdo y se ayudará a cubrir las necesidades vitales mínimas mientras se supera esta dolorosa situación, considerándose que las decisiones son arbitrarias y desiguales. 

Junto con Independiente, los clubes femeninos de primera división del Atlético Nacional de Colombia, América de Cali, fueron los únicos equipos que concedieron a sus jugadoras contratos de 12 meses este año.

La mayoría de las jugadoras de los otros clubes profesionales estaban entrenando sin contrato cuando se decretó el aplazamiento.

Se considera que, en este país, el fútbol femenino tiene un falso apoyo. Las jugadoras nunca han estado seguras de la forma en que se estructurará el fútbol femenino. Cuando se desató la crisis de COVID-19, los equipos se dieron cuenta de que sólo tres clubes habían dado contratos a las jugadoras. El resto estaba entrenando sin contratos y fueron  enviadas a casa sin seguridad social.

¿Cómo se va jugar la liga de fútbol de Colombia después de la pandemia?

Desigualdad en la crisis

Según un informe de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (ACOLFUTPRO), los Millonarios de Bogotá hicieron acuerdos con los jugadores, pero dos semanas después, las relaciones se terminaron. El club dijo que las sesiones de entrenamiento hasta ese momento fueron pagadas. 

Según los clubes, no tienen ningún contrato firmado y no tienen ninguna fecha específica para firmar el mismo. Se estaba en proceso de hacerlo cuando ocurrió la crisis. El Junior, ha dado el 50 por ciento del salario acordado, y se está a la espera  a ver si les otorgan vales de comida, o les  pagan el alquiler.

Las futbolistas colombianas, en promedio, ganan alrededor de 236 euros (256 dólares) al mes – en el mejor de los casos, es sólo hasta 700 euros al mes. Los informes de los medios de comunicación dicen que el jugador masculino mejor pagado de Independiente Santa Fe recibe alrededor de 40.000 euros al mes.

ACOLFUTPRO dijo que ocho jugadoras menores de 18 años de un club tienen que vivir bajo un mismo techo con su entrenador. Hay rumores de que la liga femenina será cancelada y los equipos femeninos saben que el grupo es más fácil de excluir, especialmente cuando los clubes están en una situación financiera muy difícil.

Suspensión de partidos

El partido que estaba previsto para dar inicio a la liga de fútbol de Colombia fue aplazado después de que siete jugadores y seis miembros del cuerpo técnico de uno de los equipos dieran positivo por coronavirus, de acuerdo a la asociación de fútbol de Colombia.

Los jugadores y el cuerpo técnico del club de fútbol Tolima, que lidera la liga colombiana con 16 puntos en ocho partidos, dieron positivo por el virus. El equipo ya había llegado a Medellín para competir contra su rival, el Nacional, en el estadio Atanasio Girardot.

Esta no es la mejor manera de iniciar la liga”, dijo el presidente de la Asociación de Fútbol de Colombia (DIMAYOR), Fernando Jaramillo, en una conferencia de prensa virtual.

Aunque los jugadores y miembros del equipo técnico que dieron positivo no viajaron a Medellín, el Ministerio de Salud planteó la preocupación de que otros jugadores de fútbol y personas del Tolima podrían haber sido infectados, a pesar de que las pruebas de coronavirus dieron negativo.

A pesar de las dificultades los equipos quisieran seguir con las planificaciones de los partidos, sin embargo, la prioridad es la salud de todos los involucrados en la liga, por lo que se ha tomado la decisión de la suspensión al menos del primer partido de inicio. 

El campeonato de fútbol colombiano, que fue suspendido en marzo, se jugará a puerta cerrada y sin la presencia de aficionados, en un intento de frenar la propagación del coronavirus. Al mes de septiembre, casi 744.000 personas se han infectado con el nuevo coronavirus en el país andino, mientras que más de 23.000 han muerto. Lo que dificulta la continuidad de la planificación de los partidos durante lo que resta del año. 

El fútbol internacional

En marzo de 2020, la FIFA anunció que los clubes no tenían que entregar a los jugadores a sus selecciones nacionales durante las ventanas internacionales de marzo y abril de 2020, mientras que los jugadores también tenían la opción de rechazar una convocatoria sin consecuencias.

La FIFA también recomendó que se aplazaran todos los partidos internacionales durante estas ventanas, aunque la decisión final se dejó en manos de los organizadores de la competición o de las asociaciones miembros para los partidos amistosos. Igualmente, en marzo de 2020, la Confederación de Fútbol de Oceanía anunció que todos los torneos se posponian por lo menos  hasta mayo de 2020.

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *