La mentalidad, cambiar para mejorar la vida financiera

La mentalidad, cambiar para mejorar la vida financiera

La Mentalidad de mediocre,  Cambiar para mejorar la economía

En la vida de las personas a determinada edad llega la penosa necesidad o el deber de responder económicamente ante las necesidades que se presentan, tomar el papel de padre o el simple hecho de entrar en la adultez donde se presentan una serie de nuevas necesidades económicas y pensamientos de superación financiera con un negocio rentable propio.

Palabras Clave: Escasez, pobreza, dinero, finanzas, vida financiera

Muchas veces no se tiene idea de cómo empezar a producir o como llamar la abundancia al hogar. En primer lugar, debemos entender que las finanzas pueden afectar nuestra situación emocional.  

Muchas veces vamos a tener dinero y aunado a esto se va a sentir una euforia producto de su obtención. Es en ese momento donde podemos entrar en una espiral de monotonía, gastando en caprichos momentáneos antes que pensar en guardar dinero o gastarlo en una inversión. Por lo que, tendemos a no buscar el cambio, generando un pensamiento de inercia.

La inercia es  resistencia, es un sentimiento de apatía frente a la toma de decisiones que impliquen hacer un esfuerzo para estimular un cambio, debemos siempre ser receptivos al mismo, puesto que este hecho  es el que abre oportunidades en la vida.  

El pensamiento es un arma de doble filo

El pensamiento de escasez es otro obstáculo que las personas se ponen psicológicamente en su día a día.  La escasez es el constante pensamiento de ansiedad frente a la ausencia de una cantidad suficiente de algo, generalmente el pensamiento de escasez es muy común en el dinero. La sensación de no tener suficiente capacidad adquisitiva para cubrir las necesidades. 

La mentalidad, cambiar para mejorar la vida financiera

Si  bien es cierto que, siempre se tendrá un problema de escasez de dinero para algo, debemos evitar tener un pensamiento de pobreza, en este caso, el pensamiento de escasez es crónico, la persona siempre va a sentir una limitación para sus decisiones, lo que puede afectar gravemente su capacidad para planificar su futuro financiero.

El problema más frecuente 

Por último, un problema muy común en la toma de decisiones en las finanzas es el temor a perder, bien se sabe que perder o fracasar en un proyecto de cualquier tipo es desagradable, pero debemos tomar estas situaciones como lecciones de vida para mejorar y volver a intentarlo con un mejor presupuesto

Lo más importante de esta mentalidad es no perder el ánimo a tomar decisiones que traigan cambios o riesgos necesarios. Porque,  si no se tiene una mentalidad abierta para tomar riesgos y trabajar por encima de los ingresos para incrementar las ganancias, será muy difícil mejorar la capacidad adquisitiva.

 

 

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *